Organizar los armarios

Llega el frío y, con él, el cambio de ropa de la de verano a la de invierno. Camisas, pantalones, chaquetas, abrigos, blusas, botas, bufandas, pañuelos… un sinfín de prendas que reubicar en nuestro armario. Todo necesita un sitio, por lo que una buena distribución del interior es imprescindible si queremos que guardar y buscar nuestras pertenencias sea una tarea fácil y cómoda.
El armario es una de las piezas más importantes de un dormitorio. La mejor opción sería disponer de un vestidor independiente, con gran capacidad de almacenaje y donde podamos tener todo el contenido a la vista. Como no siempre es posible, queremos darte una serie de consejos que te ayudarán a que el orden impere en tu armario.
Nuestros principales aliados para conseguir una distribución idónea serán elementos como cajones, baldas, barras para colgar, separadores, estantes para zapatos, perchas, sistemas anti-golpeo para las prisas, ruedas que los hacen deslizantes, frentes de cristal… Adecuar todos estos elementos a nuestras necesidades, nos permitirá aprovechar todo el espacio disponible y facilitará el orden de nuestras pertenencias.

Distribuye según el tipo de prenda
Necesitaremos un lugar específico para colocar la ropa corta como las camisas, blusas, corbatas y faldas. Para ello dispondremos, en la parte superior del armario, de una barra para colgar, deslizante o extraíble, con percha específica o no. Accesorios como las corbatas pueden ir en un accesorio con departamentos propios, si no queremos prescindir del espacio que ocupa este accesorio en el camisero.
En esta parte superior, también podemos disponer de un cuerpo específico con barra deslizante (podemos aprovechar la misma) para colgar la ropa más larga como puede ser los abrigos, vestidos y diversas prendas largas. Esto nos evitará que este tipo de prendas se arrugue. La ropa de tamaño intermedio como los trajes o los blusones pueden ir en un módulo a parte o en este.
Una buena idea para mantener una visión limpia y ordenada de nuestro armario es colocar en la parte inferior a la de las prendas cortas un colgador para pantalones. Tener una barra de colgar en la que vayamos acumulando perchas es lo más normal, si bien en el mercado existen otros accesorios más específicos para este tipo de prendas, como los pantaloneros extraíbles, que evitan las arrugas y que facilitan su colocación.
Los jerséis, las camisas y las prendas de punto deben ir en estantes o cajones, ya que las perchas pueden deformarlas. Las baldas pueden ser fijas o extraíbles (mucho más accesibles); elementos como los cestos metálicos, facilitan la sujeción. Los cajones con frente de cristal o sin frentes nos permiten una visión del contenido interior, lo que nos evita perder tiempo a la hora de encontrar lo que buscamos sin necesidad de abrirlos todos.
A veces, queremos separar alguna prenda del resto de la ropa, para estas ocasiones podemos colocar un pequeño colgador en la parte frontal de una balda. Con este invento, podremos dejar la ropa preparada para el día siguiente sin que se arrugue y sin ocupar espacio.

Visto en :  hogar.fotocasa.es

1 comentario:

  1. pregunta de donde consiguieron la ultima foto , la del armario naranja .. la cuestión es que tengo uno aqui en casa idéntico y no se como armarlo .. si alquien me puede ayudar como ese problema , por favor escriban a mi correo stefanyhoppe@live.com ...

    ResponderEliminar