Diseñadores industriales

Achille Castiglione (1918-2002) fue uno de los diseñadores industriales más importantes del siglo XX. Su estudio ocupa un bajo de un gran palacete en Piazza Castello, centro histórico de Milán. Achille ya no está, pero parece que haya salido al bar de la esquina a tomar un espresso y vaya a volver en cualquier momento. Todo sigue tal y como l'architteto -así le llamaban respetuosamente sus colaboradores- lo dejó desde su muerte, en diciembre de 2002.
Pinchar aquí para seguir leyendo el resto del artículo.

A la izquierda, sillas Sella y Mezzadro, ambas de 1957 para Zanotta, creadas a partir de un sillin de bicicleta.
 Izquierda, Snoopy (Flos, 1967), una luz que recuerda al famoso perro.
La vitrina con la gigantesca colección de objetos anónimos curiosos (868 para ser exactos). No sólo inspiraron sus diseños, si no que eran la base para sus clases en el Politécnico de Milán, donde tuvo como alumna a Patricia Urquiola.
 
En la sala de prototipos, el chandelier Taraxacum (Flos, 1960) y la butaca Babela, de 1958.
Tres miniaturas realizadas por Gaetano Pesce de la Sanluca (Poltrona Frau, 1960). "Según Pesce, esta butaca resume la esencia del diseño italiano", cuenta su viuda Irma Castiglioni.
En esta estancia se guardan los prototipos acumulados en 40 años de trabajo. A la derecha, la primera lámpara Arco (1962) para Flos, hoy su diseño más célebre. Achille concebía muchas piezas como ready-made, adaptando objetos existentes y dándoles otro uso. En la pared, varios pósters le retratan con sus piezas.

Via : MenStyle

No hay comentarios:

Publicar un comentario